Free counter and web stats

Fíjate – Fíjese usted

Es otra variante de la serie. En ésta hay un más claro matiz de llamada de atención. Es fácil imaginarla acompañada de un gesto muy específico: de un codazo. Lo cual nos indica complicidad (cuando no confabulación), la existencia de una historia cuyos acontecimientos han sido previamente compartidos y valorados, y sucesos que ahora, en el presente, pueden aportar nuevos e interesantes datos a los pre-conocidos y pre-juzgados. O sea, puro cotilleo. O, si no es tan mordaz y criticón el asunto, puro colegueo. Que viene a ser lo mismo.
Pero ésa es solo una visión caricaturesca, aunque no por ello menos cotidiana. También el 'fíjate' tiene los usos que comparten el resto de sus compañeras ('mira', 'escucha', 'oye', 'atiende', 'figúrate', 'imagínate', 'calla', etc…), que juntas forman una especia de panoplia de imperativos breves, rápidos, impactantes, y que son como armas para el cuerpo a cuerpo, siempre al alcance de nuestro habla, diseñadas para captar y focalizar la atención sobre algún asunto, aportando cada una de ellas las diferentes tonalidades significativas que hemos ido señalando. En este caso, propongo sustituir el fíjate por dos expresiones extremas: por 'toma nota' (para mayor complicidad) o por 'qué curioso' (para no tanta complicidad) y comprobaremos que no se altera demasiado el sentido de cada frase.

Fíjate, esta semana ya han ido al cine tres veces.
Fíjese usted, a mi esposa no le gusta el cine.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada